¿Cómo identificar la depresión en niños?

¿Cómo identificar la depresión en niños?

Los niños y adolescentes son una parte fundamental de la sociedad, quienes son más vulnerables a lo que sucede en su exterior, como problemas familiares, académicos e inclusive maltratos físicos. El número de adolescentes con depresión va en aumento y se ha vuelto en un problema de salud global, lo cual se puede frenar al tomar consciencia para saber cómo identificarlo y evitar que el problema se intensifique.

Esta condición de salud provoca a nivel general en los niños una sensación de tristeza que dura mucho tiempo y adicional se va perdiendo el interés por actividades que antes se solía disfrutar. Hay que notar los síntomas de esta condición, ya que los mismos son diferentes en cada edad. Por ello, aquí te contamos algunos síntomas y causas que se pueden dar en los niños de acuerdo a su edad.

Niños de 0 a 3 años:
En este caso, los síntomas que se pueden notar son el llanto excesivo, úlceras o gastritis. Aquí puedes darte cuenta que los síntomas no solo son mentales o emocionales, pueden ser físicos también. Las causas más frecuentes de depresión en niños de esta edad es por la separación de sus padres o personas cercanas que les cuidan, maltrato físico o algún tipo de abuso. Los niños de esta edad son los más vulnerables ya que dependen al 100% de su alrededor para sobrevivir y tener un bienestar general en su estado físico y emocional.

Niños 3 a 5 años
En estos casos, la depresión es menos frecuente pero igual se puede identificar de una manera muy clara si es que está presente. Los síntomas van desde falta de gozo al jugar hasta pérdida del apetito, lo cual se manifiesta por varios días. Sus causas son por reacciones desfavorables de personas cercanas, como la desaprobación de sus padres o el exceso de control. Esto provoca que los niños se sientan muy inseguros e incapaces de ser ellos mismos y sentirse bien con su entorno. Algunos niños pueden empezar a ser más inhibidos que otros y dependientes emocionalmente de sus figuras paternas.

Niños de 6 a 12 años
Los niños van creciendo y adecuándose a su medio ambiente para sentir que pertenecen, lo cual es una acción natural del ser humano. Cuando los niños de esta edad sufren depresión pueden tener un origen muy variado pero las más frecuentes son por mudanzas, cambios de escuela, muerte de algún familiar, notas bajas, rechazo en el colegio o falta de aprobación por sus familiares. Lo que pueden sentir es la desvalorización de sí mismos, o sea sentir que no son importantes ni válidos para los demás. Su autoestima es muy baja y empiezan a bajar su niveles de tolerancia hacia el resto. Adicionalmente, también tienden a tener mayor irritabilidad y una falta de interés por ver a más personas.

La depresión puede tratarse, pero primero debe ser identificada por sus seres más cercanos para hacer algo al respecto. Los niños dependen de los adultos para mejorar, aprender y crecer, por ello es fundamental mantener una comunicación de confianza con ellos para que puedan abrirse y contar por lo que están pasando. En este proceso de comunicación empieza a identificar sus fortalezas de una manera muy auténtica y natural, esto quiere decir que puedes empezar a decirle que es muy bueno en tal materia del colegio o que es capaz de pintar un cuadro hermoso.

Dale retroalimentación positiva para elevar su autoestima y hazle sentir que su voz es importante. Los niños y adolescentes son vitales en nuestra sociedad, por ello empieza a fomentar una relación de amor con ellos para que crezcan siendo seres humanos conscientes, conectados con sus emociones positivas y sobre todo saludables.